0

Crear unidades USB Booteable para Windows

¿Necesita crear una unidad USB Booteable o de de arranque para instalar Windows 11, 10, 7? En este artículo te guiaremos paso a paso a crear unidades USB Booteable fácil y rápido en tan solos unos pocos clics. Antes que nada debes descargar la última versión de Windows 11.

¿Qué es exactamente un USB Booteable?

Un «USB Booteable» es un dispositivo de almacenamiento USB estándar (como una memoria USB o un disco duro externo) que contiene una «imagen ISO» de un sistema operativo. Una imagen ISO es un archivo comprimido que contiene todos los datos de un disco óptico, como un CD o DVD. Puede ser un CD de instalación de Windows, por ejemplo.

Cuando se enciende el ordenador, normalmente arranca desde el sistema operativo que está almacenado en el disco duro interno. Sin embargo, si ejecutas el USB de arranque, puedes arrancar tu ordenador desde la imagen ISO del USB. Si alguna vez necesitas recuperar, restaurar o instalar un sistema operativo en tu ordenador, esto puede ser muy útil.

¿Cómo crear una unidad USB Booteable o de arranque con Rufus?

¿Cómo crear una unidad USB Booteable o de arranque con Rufus

Rufus es uno de los numerosas programas que pueden producir una «imagen ISO» en una memoria USB. Todo lo que necesitas para hacer es descargar el sistema operativo configurar el software realizar el booteo en la memoria.

un USB Booteable de arranque usando Rufus es:

  • Tu ISO preferida, por ejemplo, Windows 11 o Windows 10
  • Descargar la versión más reciente de Rufus
  • Una memoria USB de repuesto (un USB de 8 GB debería ser suficiente para Windows 11, 10, 7, etc. Pero asegúrate de que es lo suficientemente grande como para contener la ISO que estás utilizando)

Una vez que tengas esto, simplemente sigue estas instrucciones para crear tu propio USB de arranque:

Paso 1: Descarga e Inicia Rufus y conecta tu memoria USB limpia a tu ordenador.

Descargar Rufus

Paso 2: Rufus reconocerá tu USB automáticamente. Selecciona el USB que quieres usar haciendo clic en Dispositivo.

Paso 3: Comprueba que la opción de Selección de Arranque está configurada como Disco o Imagen ISO, y luego elige. Rufus lanzará una ventana del explorador de archivos; localiza y elige la imagen ISO que deseas grabar en el USB.

Nota: En la versión más reciente de Rufus (3.5), ahora puedes descargar inmediatamente la imagen ISO para Windows 8.1 o 10 desde Rufus si no tienes ya una copia almacenada. Simplemente selecciona Descargar en la flecha desplegable junto al botón Seleccionar. Esto producirá un cuadro de diálogo en el que puedes seleccionar la versión de Windows que deseas descargar.

Paso 4: Generalmente, querrás construir una instalación estándar de Windows, y Rufus reconocerá el esquema de partición correcto dependiendo de tu dispositivo, así que deja las opciones por defecto. Sin embargo, puedes editarlas si lo deseas.

Paso 5: Dale a la etiqueta de volumen un nombre de tu elección, o déjala sola, y mantén las opciones de Sistema de archivos y Tamaño de clúster en sus valores predeterminados. Ahora presiona el botón de Inicio.

Ten en cuenta que si el USB que estás utilizando no es lo suficientemente grande, recibirás un aviso de error informándote de ello. En este caso, tendrás que empezar nuevamente a bootear con un USB más grande.

Paso 6: Recibirás un aviso de que los datos del USB se borrarán (esto es normal). Cuando hagas clic en OK, Rufus comenzará a construir la imagen ISO en el USB.

Paso 7: Cuando Rufus haya terminado de producir la imagen ISO Booteable en el USB, puedes cerrarlo y tu USB de arranque estará completo.

Con esto concluye este artículo sobre cómo crear unidades USB Booteable de arranque para Windows 11 y 10.